Conde de Cabra

Conde de Cabra (El Hierro)

Esta pieza proviene de la época del Romancero Tradicional Español; hablamos de finales del siglo XV. Es el Conde de Cabra un personaje con calado histórico que pasa a la literatura popular a través del Cantar de Mio Cid. “El rey Alfonso envía al Cid para cobrar las parias del rey moro de Sevilla, éste es atacado por el conde castellano García Ordóñez. El Cid, amparando al moro vasallo del rey de Castilla, vence a García Ordóñez en la localidad cordobesa de Cabra y le prende afrentosamente, tras arrancarle un mechón de sus barbas. El Cid torna a Castilla con las parias, pero sus enemigos le indisponen con el rey. Éste ordena el destierro de Rodrigo Díaz”. Se explica entonces que, dada la catadura moral del personaje, los romances y cantares que surgieron fueran adversos al llamado conde de Cabra, que tomó este sobrenombre del pueblo en que fue derrotado por el Cid.

El Conde de Cabra se mantiene en la península con un marcado carácter infantil, se supone que se introduce en Canarias por los conquistadores a principios del siglo XVI.

Manuel J. Lorenzo Perera, en su libro “El Folklore Musical de El Hierro”, describe como pervivía esta pieza hasta bien entrado el siglo XX en la comarca herreña de El Pinar durante las fiestas de La Paz.

Conde de Cabra (La Palma)

Mientras en la península queda como un baile infantil, en el caso de La Palma queda como baile de adultos, donde los hombres empiezan el baile separados de las mujeres y lo terminan juntos.

La versión de Oroval es recogida por la A.F. Echentive de Fuencaliente, en el barrio de las Tricias, en Garafía.

Duque de Cabra (Gran Canaria)

 En el caso de Gran Canaria, hablamos del mismo tema, aunque adquiere la denominación del “Duque de Cabra”.

La versión de la isla de Gran Canaria que realiza la Agrupación Folklórica Oroval, es fruto del trabajo de recopilación realizado por D. Jose Antonio Pérez Cruz “Teno”, en el año 1979, cuando era componente de la Escuela de Folclore de Las Palmas de Gran Canaria.

Dicha información fue recabada de Dña. Josefa Pulido, que en ese entonces tenía unos 83 años, y Dña. Isabel Martín, de unos 84 años, ellas dos vecinas de El Carrizal.

Duque de Cabra en minuto 50:35

Copyright © 2021 | Política de privacidad | My Music Band by Catch Themes