Traje Típico de La Orotava

Trajes típicos son aquellas indumentarias que el pueblo o la sociedad de determinado lugar han tomado como modelo invariable y único. Tienen orígenes diversos, pero en el caso de La Orotava, si estudiamos la historia del vestir durante la festividad de sus Santos Patronos, San Isidro Labrador y Santa María de la Cabeza, vemos como esta sufre una rápida y gran evolución durante las primeras décadas del siglo XX que dan como resultado final el Traje Típico de nuestro municipio.

Esta transformación está inspirada en un modelo tradicional propiedad de La Familia Monteverde de La Orotava.

Cuando ya la moda del vestir de los tinerfeños había perdido casi todas sus características diferenciadoras,  por las primeras décadas del siglo XX, nace la costumbre de recrear la forma de vestir de los antiguos campesinos de en diferentes festividades: normalmente en las navidades para vestirse de pastores en la iglesia, las procesiones de los patronos de los labradores, comedias costumbristas, llegadas a la isla de grandes personajes, …

A finales del siglo XIX y principios del siglo XX, los atuendos usados en Tenerife para vestirse de típico se correspondían mucho con modelos tradicionales, pero a medida que fue avanzando el siglo, se fueron transformando en sus géneros, corte, confección y complementos; abaratándose, simplificándose y decorándose con motivos diversos.

Con el paso de los años estos modelos siguen sufriendo cambios. Por la década de los 50, está arraigado el bordado en chalecos, justillos y calzones, se sustituye el calzoncillo por una banda de tela calada que sobresale por la pernera del calzón y cambia la hechura de la falda de la mujer.

En el caso de La Orotava, desde 1859 se tiene constancia de la costumbre que existía de vestir a los niños de las clases  pudientes a la usanza de los campesinos, para acompañar la procesión de San Isidro.

En 1936 se organiza la primera romería en La Orotava tal como se ha mantenido hasta hoy, pero con la salvedad de que todavía no se habían generalizado los modelos de trajes hoy conocidos por traje típico de La Orotava, sino los descritos anteriormente.

Es Doña Catalina Monteverde y Lugo seguidora de la costumbre familiar de ataviarse con el viejo  traje que algunos estudios consideran icodaltero. Esta tradición es seguida por el resto de la familia, que van copiando el traje original. Ante la inexistencia de telares tradicionales y no poder disponer de de telas tejidas, usaron la técnica de cintas pegadas en paño rojo para imitar el listado de la falda original. 

En el centro traje original de La Familia Monteverde, en los laterales réplicas familiares.

Posteriormente y espontáneamente, el pueblo se fija y comienza a recrear el traje orignal de mujer y a confeccionar el traje del hombre, manteniendo las hechuras de las vestimentas tradicionales pero decorándolo al estilo de la vestimenta femenina.

Esta recreación, generada en el tiempo por el pueblo, hace que se eliminaran algunas piezas y se incorporaran o modificaran otras inspiradas en las vestimentas anteriormente utilizadas  “vestimentas de transición” o  las llamadas coloquialmente “de cintas pegadas”.

Desaparecen la toca y el pañuelo de hombros, se le añade el pañuelo de cabeza, el remango, el delantal y las botas de botones, y se transforman el sombrero, la camisa, el justillo, la falda y la capa. El modelo resulta mucho más caro que sus predecesores por lo que en principio lo adquiere la gente más pudiente, que se ven distinguidos con el nuevo atuendo frente a la mayoría de la población que seguía usando los modelos descritos en el apartado de los trajes típicos de Tenerife en la primera mitad del siglo XX. Esta última circunstancia, es fundamental para el posterior auge, expansión y evolución que el traje sufrirá.

Los trajes típicos son los más usados por la generalidad de la población  y han sido durante un largo periodo de tiempo los únicos que se vistieron en Tenerife.

El Traje Típico de Coros y Danzas de La Orotava.

Coros y Danzas de La Orotava, (junio de 1968)

Coros y Danzas de La Orotava ha sido uno de los colectivos folklóricos más importantes de nuestro municipio. Ya  desde sus orígenes siempre han utilizado el Traje Típico de La Orotava, pero el hecho de profundizar en su trayectoria e historia, hemos encontrado parte del material que pertenecía a este colectivo, que puede ayudar a entender aún mejor el proceso de transformación del traje mantenido por la familia Monteverde.

Las Hermanas Baute

Los primeros trajes de Coros y Danza de La Orotava fueron confeccionados por las hermanas Baute: Ángeles, Eudalia y Carmela Baute Rodríguez. 

Las hermanas vivían en la calle Centella donde su familia tenía una panadería. En los años cincuenta se mudan a la  casa construida por su padre en la calle Cantillo, esquina con la calle León, justo al lado de la Casa Sindical (primer lugar de ensayo de Coros y Danzas de La Orotava).

Como nos confirma Carmela, “Desde siempre nos hemos dedicado a los trabajos de costura, mi abuela ya hacía trajes de mago, ella le hacía muchos trabajos a Pepe Casaña, Anita Cólogan, y Melchor Zárate. Nosotras, gracias a Dios, nunca pasamos hambre, nos remediábamos cosiendo. Mi madre cosía de todo, camisas para la gente del campo, porque antes no habían camisas de fuera, sino que se hacían aquí, nos llenaban la casa de papas, verduras, fruta y de todo”.

Las hermanas Baute comenzaron haciendo trajes de mago para Eladia Machado, para ser vendidos en sus establecimientos, destacando el de la Casa de los Balcones.

Tuvieron gran relación con Coros y Danzas de La Orotava. Continuamente sus componentes iban por la venta que tenían en la calle Cantillo, a merendar después de ensayar, como dice Carmela “buenos bocadillos de chorizo se comieron aquí, en la venta”.

Traje Femenino

El traje femenino de Coros y Danzas de La Orotava, fue confeccionado siguiendo las pautas del traje de la familia Monteverde. Como nos confirman las hermanas Baute: “nosotras tuvimos aquí el justillo y la falda de Doña Leonor Monteverde, no recuerdo quién me la trajo”.

Los sombreros eran confeccionados en Santa Úrsula. Las hermanas Baute se encargaban de ribetearlos en rojo y colocarle la cinta alrededor de la copa. Su dimensión en las alas era muy similar al sombrero tomado como referencia (traje familia Monteverde),  pero no en la copa, que se estrecha y se acorta. Los modelos que hemos podido estudiar están realizados a doble empleita, bastante fina, rematado con cinta de algodón rojo.

Referente a la toca, prenda que si mantiene la vestimenta de la familia Monteverde, no fue nunca utilizada por la agrupación orotavense. Suponemos que los motivos de su desuso fuera el desconocimiento de su existencia, ya que por esa época, ni la propia familia Monteverde la usaba y la había sustituido por el uso del pañuelo. Referente al pañuelo, llama la atención que la familia Monteverde siempre usara un pañuelo de color blanco, sin embargo, el pueblo asume el uso del pañuelo amarillo.

La capa sigue manteniendo la hechura lógica de lo que había sido una prenda de abrigo. Anecdóticamente no fue utilizada en los inicios del colectivo, sino que se incorpora con posterioridad, algo que generó polémica en el mundo folklórico.  Ya Coros y Danzas se la colocan sobre un solo hombro. Curiosamente conservaban del modelo original, las tres cintas que se usaban para sujetarla (una cinta roja, una negra y una amarilla), pero con una disposición distinta, algo que ha caído en desuso. Actualmente se ha reducido considerablemente el tamaño de la capa y se han redondeado los extremos exageradamente.

En los primeros justillos realizados para Coros y Danzas de La Orotava, las hermanas Baute, mantienen los motivos del bordado del justillo del traje original perteneciente a la familia Monteverde, los denominados “cardos” dándole siempre su propio toque personal.

Detalles de distintos justillos confeccionados por Las Hermanas Baute

En lo que se refiere a la enagua y al delantal, estos eran decorados con tira bordada (normalmente industrial) o con encaje de bolillo, nunca con tiras realizadas en croché como se ha puesto de moda en estas últimas décadas.

El delantal es una prenda que se incorpora al traje herencia de los trajes denominado de “cintas pegadas”,  ya que el traje de la familia Monteverde no posee esta prenda.

También hay que destacar de Coros y Danzas de La Orotava, que las dimensiones del refajo, enagua y falda, en lo que se refiere al alto, eran las mismas, por lo que  enagua y refajo, solo se dejaban entrever por el lateral donde iba remangada la falda.

Otro aspecto a resaltar, es que el traje de la familia Monteverde carecía de remango, pieza que si posee el traje típico, heredara de las formas de vestir anteriores, en este caso decorados con pompones de lana.

Las botas son similares a las utilizadas por la población de Tenerife a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, pero confeccionadas en cuero virado beige, para simular el calzado original. Sabemos que se toma como referencia unas botas de cuero negras pertenecientes a Dominga Pacheco Santos, hija de Juan Rosenda. Nuevamente encontramos relación entre Coros y Danza de La Orotava y La Parranda de La Florida.

Blusa de similar hechura que a la de la familia Monteverde. Se diferencia en el material (batista en vez de hilo) y las mangas son más cortas. No coincide el sacado de hebras ni las vainicas con la original de la familia Monteverde.

Justillo confeccionado en paño rojo. Es donde más se ha recreado el pueblo. Se redondean los delanteros, las asillas pasan a ser bordadas y aumenta su ancho, los motivos de los bordados varían al gusto de la bordadora, se añaden pinzas a la prenda para entallar.

Falda confeccionada con tela industrial. Las primeras telas fueron traídas por D. Casiano García Feo.

Traje Masculino

En el caso del hombre, destacar sobre todo la sobriedad con la que eran decorados los chalecos. Los motivos de los bordados giraban en torno a la espiga, racimo de uvas, hoja de parra y el cardo, similar al justillo del traje de la familia Monteverde. En algunos de los chalecos bordados por las hermanas Baute, el contorno del chaleco en vez de estar bordado con el denominado pico, tiene una zarcitas, que simplifican pero a la misma vez realzan esta prenda.

Detalles de distintos chalecos confeccionados por Las Hermanas Baute

Destacar también como las hermanas Baute mantienen en el vestir masculino la confección del calzón, con alzapón, una forma de confeccionar esta prenda  que viene de muy atrás en el tiempo y que por desgracia se ha dejado de realizar en la confección del traje típico de La Orotava, confeccionado en paño negro y adornado con pequeños bordados.

Una característica a destacar de las polainas era su gran colorido.

Hemos comprobado como en infinidad de actuaciones no utilizaban el sombrero.

La camisa del hombre sigue siendo confeccionada en lino. Aun mantiene las hechuras tradicionales, con pequeños bordados en realce blanco y botones artesanales.

El Chaleco confeccionado en paño rojo inspirado en modelos antiguos, pero que va sufriendo modificaciones en hechuras. El canesú en forma de pico y sin llegar a los hombros. Los huecos de las mangas se siguen bordando en zarcitas; el resto bordado en pico imitando el bordado del justillo familia Monteverde.

Destacar que los bordados en el chaleco se orientan desde la abertura frontal hacia los lados, usando motivos de cardos, uvas, espigas, …

Tira calada en la forma habitual cocida a los bajos del calzón imitando el calzoncillo.

Fajín industrial de color rojo.

Polaina de cuero al estilo tradicional, destacando su gran colorido.

Respecto al calzado podemos diferenciar una época donde utilizaban unas botas confeccionadas en cuero de piel virada con los mismos motivos que la bota de maga de la mujer, y otro donde usaron zapato negro.

Componentes de Oroval con el Traje Típico de La Orotava
Componentes de Oroval con el Traje Típico de La Orotava

Copyright © 2022 | Política de privacidad | My Music Band by Catch Themes